VIAJAR POR EGIPTO

La orilla Occidental

Al otro lado del río, en la orilla oeste de Tebas, los faraones del Imperio Nuevo levantaron nuevos templos y excavaron sus lugares de enterramiento.

La mayor parte de los templos eran dedicados al culto de los faraones; por eso se llamaron templos mortuorios. Pero además de levantar estas inmensas obras de arte, los faraones querían enterrarse en lugares seguros; por lo que escogieron las colinas sobre las que el sol cada día se ocultaba, excavando largos hipógeos en las profundidades de las rocas.

No sólo fueron los faraones quienes quisieron esconder sus tumbas fuera de las manos de los ladrones, sino que sacerdotes, reinas, príncipes, nobles, artesanos, etc también excavaron sus lugares de enterramiento en este lado del río.

La primera parada más recomendable en su  viaje a Egipto es en los Colosos de Memnon; los únicos vestigios del templo de Amenophis III. El expolio de piedras por los faraones Ramsés II y Merenptah, además de las anuales crecidas del río que lo inundaban por completo, han reducido este templo a sus dos únicos vigilantes de casi 18 m de altura. Según los griegos uno de estos colosos hablaba, pero en realidad era un sonido producido por la dilatación que sufrían sus piedras por la diferencia de temperatura entre el rocío de la noche y los rayos de sol de la mañana.

Prosiguiendo por el estrecho camino, la siguiente visita será el templo mortuorio de Ramsés III, más conocido como Medinet Habu, situado en el lado oeste, en la primera bifurcación del camino.

El Templo. Aunque la parte original del recinto fue obra de Tutmosis III y de la reina Hatshepsut, hoy en día apenas ha quedado nada, si se exceptúa parte del templo que construyó posteriormente Ramsés III, al final del emplazamiento.

Este último se asemeja en gran parte a su vecino, el templo de Ramsés II, el Ramesseum.

Sobre el primer pilono, destacan los relieves en los que el faraón tortura a unos prisioneros ante los dioses Amon y Ra-Harakhte.

En el segundo pilono aparece prácticamente la misma escena, pero esta vez ante los dioses Amon y Mut.

  • El Valle de las Reinas

Está en la otra dirección del camino, en el primer desvío a la izquierda.   

En este valle, llamado por los árabes Wadi El Malekat, las reinas y los hijos reales de las dinastías XIX y XX (al igual que los faraones), eligieron su lugar de enterramiento.

El total de tumbas excavadas es de unas veinte, pero la mayoría se encuentran cerradas o carecen de decoración.

La más importante es la n1 66, perteneciente a la reina Nefertari, esposa de Ramsés II. Su tumba, una de las primeras del valle, se halla cerrada al público. Aunque las costosas restauraciones ya han terminado y se ha inaugurado oficialmente, todavía no se sabe la fecha de su reapertura.

  • La tumba de Amon-Hir-Khopshef

Se trata de un hijo de Ramsés III, muerto a la temprana edad de nueve años, pero enterrado como un auténtico príncipe.

En el interior de una vitrina están los restos de un feto. Las pinturas, en su mayoría representando a varios dioses, están muy bien conservadas.

Otras tumbas interesantes son la n1 40, perteneciente a una reina sin identificar de la XIX dinastía. Es también aconsejable visitar la tumba de la reina Titi n1 52, situada un poco antes que la del príncipe anterior.
Se sabe que fue esposa de uno de los últimos Ramsés. En la tumba aparecen dibujos de la reina haciendo ofrendas a los dioses.
Como última tumba digna de mención es la n1 44, perteneciente a otro hijo de Ramsés III, Khaemweset.

  • Deir El Medina

Se encuentra cerca del anterior valle, en un camino que gira a la izquierda antes de llegar al templo de El Ramesseum.

Es el pueblo que alojó a los artistas y artesanos que trabajaban principalmente en las tumbas del Valle de los Reyes.

Según algunos indicios, el fundador fue Amenophis I, al que se le veneró después de su muerte.
En la parte oeste del emplazamiento, se hallan algunas de las tumbas de estos artesanos. Entre estas destacan las de; Sennudjem (n1 1).CSegundo administrador de la necrópolis durante la XIX dinastía. Su tumba, que solamente contiene una cámara, está bellamente decorada con escenas de este personaje junto a su familia, dioses y animales.

  • Inherkhau (n1 359)

Supervisor de los artistas de la necrópolis en la XX dinastía. La tumba contiene escenas del Libro de las Puertas y del Libro de los Muertos.

Sobre la pared derecha se ve a este personaje adorando a dos leones, guardianes de los dos horizontes, que representa al hoy y al mañana.

  • Pashedu (n1 3)

Servidor del palacio de Truth durante los últimos Ramésidas.
La mayoría de sus escenas muestran representaciones de dioses.
    

  • El Templo de Deir El Medina

Al norte de las ruinas de las casas y las tumbas, se alza un pequeño templo construido por Ptolomeo IV. La mayoría de sus relieves muestran al propio Ptolomeo IV junto a su esposa Arsinöe haciendo ofrendas a los dioses Amon-Ra, Hathor y Shu (dios del aire), (la entrada está incluida en la visita a la zona).

  • El Ramesseum

Se encuentra prácticamente frente a Deir El Medina, al otro lado del camino principal, en dirección al Valle de los Reyes y frente al pueblo de Sheikh Abd El Qurnah.

  • El Templo

Fue obra de Ramsés II, construido sobre los restos de otro templo perteneciente a su madre, la reina Tuya.
Se dividía en dos patios, una sala hipóstila, varias antecámaras y algunas salas.

Como en la mayoría de las construcciones hechas por este faraón, los pilonos I y II tienen grabadas escenas sobre sus muros, representando la famosa batalla de Qadesh contra los hititas.

Alrededor de la sala hipóstila, destacan sus pilares con la forma osiriaca de Ramsés II. Frente a esta sala, están los restos derruidos de lo que se supone fue el coloso más grande de todo Egipto, con una altura de 17,5 m, representando al faraón Ramsés II. Enfrente se halla una cabeza del faraón en granito negro.

  •  El Valle de los Nobles

Al oeste del Ramesseum, sobre la colina, y mezcladas entre las casas del pueblo de Sheikh Abd El Qurnah, se hallan las tumbas excavadas durante el Imperio Nuevo por oficiales, sacerdotes, consejeros y otros.

Al estar las tumbas junto a las casas, algunas son un poco difíciles de localizar, por lo que se aconseja preguntar a los guardas.

Las que están abiertas al público se dividen en tres grupos; Nakht y Mena, Rekhmire y Sennofer, Ramose, Userhet y Khaemhet.

Las más interesantes son: Nakht (n1 52).CAstrónomo y escriba de lo graneros durante el reinado de Tutmosis IV.

Es pequeña, pero muestra una serie de relieves interesantes dedicados a la vida agrícola, además de una escena donde aparecen varias chicas tocando instrumentos musicales durante una cena, delante de Nakht y su esposa.

  • Rekhmire (n1 100)

Ministro y gobernador en los reinados de Tutmosis III y Amenophis II. Está muy bien conservada. A la izquierda de la antecámara hay una magnífica escena en la que Rekhmire recibe tributos de algunos extranjeros procedentes de varios países, como Punt, Creta, Siria, Nubia, etc.

  • Sennofer (n1 96)

Superintendente de los jardines de Amon bajo Amenophis II y príncipe de la ciudad del sur. 
No cabe duda que su tumba es una de las más bellas. Su dificultosa entrada no es excusa para perderse el maravilloso techo decorado con hojas de parra, de ahí que también se le conozca por la Tumba de las Hojas de Parra.

  • Menna (n1 69)

Escriba de los campos e inspector para el faraón Tutmosis IV.
Entre las muchas escenas dignas de destacar, merece la pena una, en la que se muestra la diferencia de las clases sociales: unos campesinos resignados se postran ante Menna.

  • Ramose (n1 55)

Visir durante los reinados de Amenophis III y IV. Su tumba está compuesta por una sala de 32 columnas papiriformes, el techo de la misma se derrumbó y fue restaurado. La parte trasera es inaccesible.

Es una de las pocas tumbas que muestran el realismo que se asoció con el período de Amarna. Nunca se usó, debido al traslado de la capital a Tell El Amarna.

  • Userhet (n1 56)

Está prácticamente adosada a la anterior. Su dueño fue un escriba real en el reinado de Amenophis II. Las pinturas admirablemente bien preservadas, presentan escenas de la vida diaria.
    

  • Khaemet (n1 57)

Escriba real e inspector de los graneros durante el reinado de Tutmosis III. Se halla en la parte superior de la colina. El interior de la última capilla contiene tres parejas de estatuas, presumiblemente representando a Khaemet y sus padres.

  • El Assasif

Retomando el camino principal y entre el Valle de los Nobles y el templo de Deir El Bahari, a la izquierda del camino y sobre la colina, se halla la necrópolis de El Assasif, donde se enterraron algunos sacerdotes y altos dignatarios entre las dinastías XXV y XXVI.

Aunque las tumbas están bastante esparcidas, las más interesantes son: Keruef (n1 192).CSirviente de la reina Tiy durante el reinado de su marido Amenophis III (XVIII dinastía).
La tumba muestra principalmente escenas de la vida diaria.

  • Pabasa (n1 279)

Sirviente de Nitocris, hija del faraón Psamético I (XXVI dinastía).
Sus principales pinturas muestran la vida cotidiana, además de un peregrinaje de Pabasa a Abidos.
CAl otro lado de la carretera, existen otras tres tumbas de menor interés, pertenecientes a la necrópolis de El Khokha. Las más importantes son; Kiki (n1 409), Imperio Nuevo. Neferhotep (n1 49), XX dinastía. Ankh-Hor (n1 414), XXVI dinastía.

  • Deir El Bahari

Una vez visitadas las tumbas de El Assasif, se tomará de nuevo el camino principal y se girará en la primera bifurcación a la izquierda. El camino conduce directamente hasta el templo escarpado en la roca, perteneciente a la reina Hatshepsut.

Antes de su construcción, el faraón Mentuhotep II en el Imperio Medio, excavó un primer templo a la izquierda del de la reina. Aunque no se sabe exactamente la forma que tenía, lo cierto es que su tumba se hallaba en su interior, a 150 m de profundidad, dentro de la roca.

Unos cinco siglos después, la reina Hatshepsut ordenó la construcción de su templo, pegado al de Mentuhotep.

Está formado por tres terrazas, teniendo el santuario excavado en el interior de la roca.

Los relieves de la primera terraza, muestran el procedimiento que se llevó a cabo para el transporte de dos obeliscos desde Asuán hasta Tebas.

La terraza central tiene los relieves casi destruidos; sin embargo muestran una de las expediciones que se hicieron al país de Punt (este del Sudán), en busca de especias.

A la izquierda se puede ver un pequeño templete dedicado a la diosa Hathor, cuyos pilares tienen la forma de la diosa.

La tercera y última terraza, está en restauración a cargo de una expedición polaca; por lo tanto no se puede visitar.

La razón por la que se encuentran la mayoría de los relieves del templo picados, fue, por una parte debido al faraón Akhenaton, quien ordenó que desapareciera toda huella del dios Amon, antes de abandonar Tebas.

El resto de los destrozos fue obra del faraón Tutmosis III, quien no quiso ver un solo relieve en el que estuviera escrito o representada la imagen de su madrastra Hatshepsut.

Desde aquí se puede llegar hasta el Valle de los Reyes, a través de las colinas que bordean el templo. El camino es pesado, pero la panorámica desde lo alto es verdaderamente increíble. 

  • El Templo de Seti I

Tomando de nuevo el camino central, sobre la primera bifurcación a la derecha y, rodeado por un muro de adobe, se alzan las ruinas de un templo construido por Seti I, en memoria de su padre Ramsés I, terminado por Ramsés II.

Prácticamente solo queda la parte trasera, la sala hipóstila rodeada a cada lado por pequeñas capillas y el santuario. Algunos relieves muestran a Seti I y Ramsés II junto a varias deidades.

  • El Valle de los Reyes

Continuando por el camino que sale a la izquierda del templo de Seti I, se llega tras pasar las abruptas montañas, hasta uno de los lugares más conocidos y misteriosos del mundo; el Valle de los Reyes, donde los faraones de las dinastías XVIII, XIX y XX eligieron su lugar de enterramiento, intentando eludir a los saqueadores.

El primer faraón en excavar su sepulcro fue Tutmosis I. A él le siguieron otros muchos, quienes dependiendo de los años de reinado, pudieron excavar una tumba de mayores o menores dimensiones.
El interior de las mismas estaba decorado con pasajes del Más Allá; como el Libro de los Muertos y el Libro de las Puertas.

Este valle, presidido por su montaña con forma piramidal El Qurn, de casi 500 m de altura, albergó gran cantidad de tesoros procedentes de sus respectivos faraones, pero solamente uno, pudo estar a salvo de las manos de los saqueadores: en 1922, el arqueólogo Howard Carter y el inglés Lord Carnarvon, descubrieron la tumba intacta del joven faraón Tutankhamon.

Actualmente el valle contiene 62 tumbas, la mayor parte cerradas por restauración. Así se describen las más importantes.

     Ramsés IV (n1 2) Es la primera que verá el viajero a la derecha, antes de entrar al recinto del Valle. Pertenece a la XX dinastía, teniendo sobre sus paredes gran cantidad de escenas del Libro de los Muertos, el Libro de las Puertas, etc. Durante el s. V fue usada como iglesia copta, tal y como lo demuestran los grafitos de la sala interior.
     Ramsés IX (n1 6) La primera a la izquierda de la entrada al Valle. Aunque la mayor parte de sus pinturas se hallan en un estado muy deprimente, debido a los saqueos que ha recibido a lo largo de la historia, es interesante su visita.
     Merneptah (n1 8) Al otro lado de la tumba de Ramsés IX empieza un camino que se adentra un poco en la montaña, a la derecha, resalta la tumba del faraón Merneptah, hijo de Ramsés II. Una de las más profundas con 110 m. La cámara mortuoria contiene el sarcófago de granito con relieves del propio rey y la forma de Osiris.
     Tutankhamon (n1 62) En el centro mismo del valle, un poco antes de la tumba de Ramsés VI.
Aunque ha sido la más famosa desde su descubrimiento en 1922 lo cierto es, que su interior no tiene nada que ver en comparación con los miles de tesoros que proporcionaron sus cámaras.
Es la más pequeña del valle, por eso es aconsejable que se visite la última, para que su decepción sea menor.
Unas pequeñas escaleras bajan hasta la antecámara, a la derecha se halla la cámara del sarcófago, donde se ve el sarcófago de piedra caliza que guarda la momia del rey. Sus paredes están pintadas con escenas de la apertura de la boca junto al rey Ay y otros dioses. En la pared izquierda, doce mandriles protegen al rey durante las doce horas de la noche.
La tumba termina con dos pequeñas cámaras anexas, en una de ellas donde se encontraron los mayores tesoros.
     La OEA (organización egipcia de antigüedades), junto con el ICG (Instituto de Conservación Getty) del filántropo americano Paul Getty, están protagonizando una costosa restauración de la tumba, durante un período de cinco años, tiempo que permanecerá cerrada. Cuando se reanude su apertura, se pagará una entrada extra, con el fin de reducir las oleadas de turistas que la visitan cada año.
     A principios de 1993 ha sido protagonista para que su reapertura de solamente unos pocos meses, pudiera avivar la crisis de turismo que padecía el país a causa de los atentados de radicales islámicos.
     Ramsés VI (n1 9) Se halla inmediatamente después de la tumba de Tutankhamon, a la derecha.
Mide 83 m de profundidad. Fue excavada por Ramsés V, pero usurpada por su sucesor Ramsés VI.
Todo el pasillo central está decorado con escenas del Libro de los Muertos y el Libro de las Puertas.
El techo de la cámara mortuoria está adornado con la imagen de la diosa del cielo Nut, además de los signos del zodíaco egipcio. En el medio de la sala está el sarcófago del rey hecho pedazos.
     Ramsés III (n1 11) Al salir de la tumba de Ramsés VI, gire a la derecha, la segunda de la parte de enfrente es la n1 11, más conocida como la tumba de los arpistas, debido a la figura de dos arpistas ciegos que contiene la última cámara lateral (lado izquierdo), de las diez que posee en su primer pasillo.
Tiene 125 m de fondo, desviándose a la derecha al final del primer pasillo, a causa de la aparición de una tumba vecina en el momento de excavar esta. La sala mortuoria es inaccesible.
     Horemheb (n1 57) En el primer camino a la izquierda (sobre el lado derecho) de la tumba de Ramsés III.
General del ejército egipcio, pasó a ser el último faraón de la XVIII dinastía.
Su tumba es una de las más interesantes y más profunda. En sus paredes existen varios dibujos, en los que se puede apreciar el proceso pictórico de un dibujo hasta quedar totalmente terminado.
La sala mortuoria contiene el sarcófago de granito rojo. En las esquinas, están representadas las diosas Isis y Neftis.
     Amenophis II (n1 35) Al salir de la anterior tumba, gire a la derecha, el camino termina en la tumba de Amenophis II, también conocido como Amenhotep II.
Es una de las más hermosas del valle. En su descubrimiento en 1898 se encontró el segundo escondite real, donde aparecieron las momias del propio faraón, además de otras trece, entre ellas las de los faraones Tutmosis IV, Seti II, Ramsés IV, Amenophis III y la reina Tiy.
Es una de las más profundas, más bien parece un pozo que se hunde cada vez más en el interior de la montaña.
El techo de la cámara mortuoria, totalmente estrellado, está sostenido por seis pilares, decorados con imágenes de varios dioses y solo parcialmente pintados, como si de un papiro se tratase.
     Tawsert y Setnakht (n1 14) Retomando el camino principal, gire a la izquierda en la primera bifurcación; una vez subidas unas escaleras, la tumba es la segunda a la derecha.
Fue construida por la reina Tawsert, al final de la XIX dinastía. Más tarde se apoderó de la misma su sucesor y primer faraón de la dinastía XX, Setnakht. Fue este último quien la prolongó un poco más, convirtiéndose en una de las más largas con 112 m.
La mayoría de las pinturas están en un buen estado de conservación.
     Seti II (n1 15) A la izquierda de la de Tawsert, una vez pasada la tumba de Tutmosis I (n1 38, la primera que se excavó en el valle).
Se compone de un triple corredor, un vestíbulo y una cámara mortuoria sostenida por cuatro pilares.
La decoración es muy parecida a las demás, mostrando escenas de dioses, junto a los característicos textos del libro de los muertos y el libro de las puertas. Es la única tumba del Valle que contiene una momia.
     Tutmosis III (n1 34) No cabe duda que es una de las más hermosas. Para llegar retroceda el camino de Seti II y, nada más bajar las escaleras gire a la derecha, al final del camino y tras subir una escalera de hierro, en lo más profundo de una de las grietas de la montaña, está la tumba del faraón Tutmosis III (XVIII dinastía).
Tras bajar el estrecho corredor y pasar el pozo, se llega hasta la antecámara, toda ella con pinturas de más de 740 dioses. Seguidamente se accede a la cámara mortuoria, tallada con la forma de un gran cartucho y sobre la que destacan representaciones de familiares del faraón y textos funerarios. El sarcófago del faraón de arenisca, también se halla en la sala.
     Ramsés I (n1 16) Volviendo a la parte central del Valle y continuando por el camino que sale a la izquierda del cobertizo, la primera tumba a la derecha es la de Ramsés I.
Es muy pequeña, consiste en un pronunciado corredor, interrumpido por escaleras, que conducen hasta la cámara mortuoria y dos habitaciones laterales. Lo más interesante es su sarcófago de granito rosa y las escenas dibujadas sobre la pared, todas con inscripciones del Libro de las Puertas.
     Seti I (n1 17) Junto a la de Ramsés I, se halla la tumba más interesante del Valle, pero por desgracia hoy y no se sabe hasta cuando, está en restauración.
Es la más larga de todas, con más de 100 m, probablemente debido a la gran cantidad de años de reinado de este faraón.

El largo corredor central está salpicado de pinturas con representaciones del Libro de los Muertos, el Libro de las Puertas, el Libro de lo que hay en el Más Allá, etc.

La tumba termina en la sala mortuoria, sostenida por varias columnas y una cripta con forma abovedada. Todo el techo está pintado de estrellas doradas sobre un fondo negro con varias representaciones astronómicas.

La mayoria de los viajes a Egipto se centran en esta zona, dado el interés histórico y turístico de ésta.

Viajes a Jordania

Viajes a JordaniaVacaciones en Jordania   Media Pensión
8 días:  5 Noches en Ammán y 2 en Petra
Salidas: Amman[0_01], Barcelona[0_10], Madrid[0_10]. Del 24/01/2016 al 31/10/2017
Viajes a JordaniaJordania, de Wadi Rum al Mar Muerto   ¡Novedad! ¡Combina la magia del desierto con unos días de relax!
8 días:  2 Noches en Ammán + 2 en Petra + 1 noche en Wadi Rum + 2 noches en Mar Muerto
Salidas: Amman[0_01], Barcelona[0_10], Madrid[0_10]. Del 31/01/2016 al 31/10/2017
Viajes a JordaniaToda Jordania   Circuito por Jordania en Media Pensión
8 días:  2 noches en Ammán + 2 noches en Petra + 1 noche en Aqaba + 2 noche en Mar Muerto
Salidas: Amman[0_01], Barcelona[0_10], Madrid[0_10]. Del 31/01/2016 al 31/10/2017
Viajes a JordaniaJordania Clásica   Noche en el Desierto de Wadi Rum
7 días:  3 Noches en Ammán + 2 en Petra + 1 en Wadi Rum
Salidas: Amman[0_01], Barcelona[0_10], Madrid[0_10]. Del 07/02/2016 al 05/01/2018
Viajes a JordaniaBellezas de Jordania con Mar Rojo   Circuito que combina las maravillas de Jordania con la oportunidad de relajarse en las playas de Aqaba
8 días:  3 Noches en Ammán + 2 en Petra + 2 en Aqaba
Salidas: Amman[0_01], Barcelona[0_10], Madrid[0_10]. Del 07/02/2016 al 05/01/2018
Viajes a JordaniaCircuito Jordania con Mar Muerto   Circuito en Media Pensión
8 días:  2 Noches en Ammán + 2 en Petra + 3 en Mar Muerto
Salidas: Amman[0_01], Barcelona[0_10], Madrid[0_10]. Del 31/01/2016 al 05/01/2018
Viajes a JordaniaEscapada a Jerusalén y lo Mejor de Jordania   Salidas miércoles Media Pensión en Jordania
10 días:  3 Noches en Ammán + 4 Noches en Jerusalén y 2 noches en Petra
Salidas: Amman[0_01], Madrid[0_10]. Del 27/01/2016 al 05/01/2018
Viajes a JordaniaViaje a Egipto y Petra   Incluye Abu Simbel
11 días:  1 noche Asuan + 3 noches Crucero por el Nilo + 4 noches El Cairo + 1 noche Petra + 1 Noche Ammán
Salidas: Madrid. Del 14/03 al 26/12 de 2017
Con vuelo: 2235 €
Viajes a JordaniaIsrael al completo y lo mejor de Jordania   Circuito en media pensión
11 días:  3 noches Tel Aviv, 2 noches Galilea, 3 noches Jerusalén, 1 noche Amman, 1 noche Petra
Salidas: Barcelona, Madrid. Del 14/03/2017 al 29/04/2018
Con vuelo: 2446 €
Viajes a JordaniaEgipto, Jordania y Jerusalén   
15 días:  Crucero por el Nilo + El Cairo + Ammán + Petra + Jerusalén ...
Salidas: Barcelona, Madrid. Del 12/03 al 27/12 de 2017
Con vuelo: 3254 €
Egipto eterno
9 días  4 Noches Crucero Nilo + 3 Noches El Cairo + 1 Noche Lúxor
Con vuelo: 1154 €
Egipto con Abu Simbel y Oasis de El Fayum
10 días  3 Noches Crucero por el Nilo + 1 en Asuán + 4 en El Cairo + 1 noche en el Oasis de El Fayum
Con vuelo: 1587 €
Egipto y Sinai
12 días  1 Noche Asuán + 3 Noches Crucero Nilo (Asuán - Lúxor) + 3 Noches Sharm El Sheij + 4 Noches El Cairo
Con vuelo: 1676 €
Viaje por el Nilo en Dahabeya
10 días  4 Noches El Cairo + 5 Noches Crucero en Dahabeya
Con vuelo: 1805 €
Viaje a Egipto y Petra
11 días  1 noche Asuan + 3 noches Crucero por el Nilo + 4 noches El Cairo + 1 noche Petra + 1 Noche Ammán
Con vuelo: 2235 €
Egipto, Jordania y Jerusalén
15 días  Crucero por el Nilo + El Cairo + Ammán + Petra + Jerusalén ...
Con vuelo: 3254 €
Tour por el Egipto Faraónico
9 días  1 Noche Asuán + 1 Noche Lúxor + 3 Noches Crucero Nilo + 3 Noches El Cairo
Con vuelo: 1211 €
Egipto e Israel al Completo
16 días  4 Noches Jerusalén + 2 en Galilea + 1 en Tel Aviv + 1 en Asuán + 3 noches Crucero por el Nilo + 4 en El Cairo
Con vuelo: 3094 €
¡ Auténtica Novedad ! Crucero por el Nilo desde El Cairo hasta Asuán
15 días  14 Noches de crucero desde El Cairo hasta Aswan
Con vuelo: 3877 €
Egipto con Abu Simbel y Oasis de El Fayum
10 días  3 Noches Crucero por el Nilo + 1 en Asuán + 4 en El Cairo + 1 noche en el Oasis de El Fayum
Con vuelo: 1587 €
Viaje a Egipto y Petra
11 días  1 noche Asuan + 3 noches Crucero por el Nilo + 4 noches El Cairo + 1 noche Petra + 1 Noche Ammán
Con vuelo: 2235 €
Egipto y Jordania
15 días  Crucero por el Nilo + El Cairo + Ammán + Petra... Uno de los viajes más completos e interesantes.
Con vuelo: 2388 €
Egipto con Abu Simbel
8 días  3 Noches Crucero por el Nilo + 1 en Asuán + 3 en El Cairo
Con vuelo: 1132 €
Egipto con Todo Incluido
8 días  3 Noches Crucero por el Nilo + 4 Noches El Cairo
Con vuelo: 1339 €
Lo Mejor de Egipto con Mar Rojo
12 días  Noche en Asuan + 3 Noches Crucero por el Nilo (Asuán - Lúxor) + 3 Noches Hurghada y 4 en El Cairo
Con vuelo: 1385 €
Lo Mejor de Egipto con Mar Rojo
12 días  Noche en Asuan + 3 Noches Crucero por el Nilo (Asuán - Lúxor) + 3 Noches Hurghada y 4 en El Cairo
Con vuelo: 1385 €
Egipto e Israel al Completo
16 días  4 Noches Jerusalén + 2 en Galilea + 1 en Tel Aviv + 1 en Asuán + 3 noches Crucero por el Nilo + 4 en El Cairo
Con vuelo: 3094 €
Lo Mejor de Egipto con Mar Rojo
12 días  Noche en Asuan + 3 Noches Crucero por el Nilo (Asuán - Lúxor) + 3 Noches Hurghada y 4 en El Cairo
Con vuelo: 1385 €
Lo Mejor de Egipto y Emiratos Árabes
17 días  Circuito a Egipto y Emiratos, pasando 5 noches en El Cairo + 7 noches en Emiratos Arabes + 4 noches crucero Lúxor/Asuán
Con vuelo: 3228 €
Egipto eterno
9 días  4 Noches Crucero Nilo + 3 Noches El Cairo + 1 Noche Lúxor
Con vuelo: 1154 €
Egipto y Alejandría
11 días  Noche en Asuan + Crucero por el Nilo (Asuán - Lúxor) + 2 Noches Alejandría y 5 en El Cairo
Con vuelo: 1343 €
Lo Mejor de Egipto con Mar Rojo
12 días  Noche en Asuan + 3 Noches Crucero por el Nilo (Asuán - Lúxor) + 3 Noches Hurghada y 4 en El Cairo
Con vuelo: 1385 €