VIAJAR POR EGIPTO

Historia de Egipto (Alejandría)

En el año 332 a. de C. un joven macedonio, ante la falta de resistencia de Darío III (el faraón gobernante en aquel tiempo), se hace con el poder.

Fue al regreso del oasis de Amon (Siwa), cuando decidió instaurar una ciudad en la aldea de Rhacotis, entre la isla de Pharos y el lago Mareotis (Maryut). La futura Alejandría tenía 5,1 km de longitud y 1,7 km de anchura, con un perímetro de 16 km. Dos vías principales y rectilíneas de 30 m de anchura, adornadas por columnatas, se cruzaban en ángulo recto con otras muchas.

Alejandro Magno dejó Egipto a manos de Ptolomeo Sóter, hijo de Lagos (primero de la dinastía de los Ptolomeos), hasta que volviera de sus viajes de conquistas por Asia.

Este personaje ayudó a engrandecer Alejandría; construyó la famosa Biblioteca, la más amplia de la antigüedad. En ella ya se conservaban más de 400.000 rollos cuando Ptolomeo II le añadió la nombrada biblioteca de Aristóteles. Fueron sus primeros directores Zenodoto, Calímaco y Eratóstenes.

La lengua griega dominó poco a poco la egipcia, instaurándose en la escuela alejandrina, la cual recoge los mejores sabios de la época, entre ellos; Demetrio de Farela, Zenodoto, Aristarco, Timarco, Arístides, Euclides, Diofante, Eratóstenes, Estrabón y un largo etc...

Hacia el 280 se construyó el renombrado Faro de Alejandría, cuyo arquitecto fue Sostrato de Cnido; llegó a ser una de las siete maravillas del mundo antiguo. (Las monedas de los tiempos de Adriano, llevan estampada en una de sus caras la efigie del faro).

Al mismo tiempo se edifica el hermoso museo o templo de las Musas, en el que se reunían sabios y filósofos de la época.

Según el testamento de Alejandro Magno, éste pidió que se le enterrara en el templo de Amon en el oasis de Siwa, pero por causas políticas, fue enterrado en una tumba en la propia Alejandría.

legó César en el 48 a. de C. y se apoderó de la ciudad, haciendo una verdadera masacre, en la que se incendió la repleta Biblioteca, cuna de numerosos científicos.

Tras su amor con Cleopatra VII, nació Ptolomeo César, llamado por el pueblo, Cesarión.

A la muerte de César en el 44 a. de C. Cleopatra manda ejecutar a su hermano Ptolomeo XIII y así poder gobernar como reina de Egipto, junto a su hijo Cesarión (Ptolomeo XIV).

Una vez muerto César, Cleopatra intenta el amor con el sucesor de este, Marco Antonio a quien conquista como segundo marido.

Después de nuevos problemas políticos en Roma, Marco Antonio es destrozado en una batalla naval por Octavio, quien quiso hacerse con el poder de Cleopatra. Entonces, Octavio es coronado como Emperador, llamándose Augusto. Empezó así, el mandato romano en Egipto.

Con el paso de los siglos, Alejandría se debilita. A la llegada del cristianismo surge una nueva ciudad cristiana, después de padecer el destrozo de todos los templos predecesores.   

Más tarde llegan los árabes en el s. VII (entre el 811 y 827 estuvo en poder de aventureros españoles), y al no explotar Alejandría como ciudad comercial, se cierra su puerto y se aploma en un nuevo declive, consumándose éste en 1498 cuando los portugueses descubrieron el paso de Buena Esperanza; los venecianos preferían comprar las especias en Lisboa, con lo que dejaron de pisar tierras egipcias.

Tras lo conquista turca en 1517, Napoleón Bonaparte la tomó por asalto el 2 de junio de 1798, año en que solo contaba con 7.000 hab.

Todo lo contrario ocurrió cuando llegó al poder Mohammad Ali en 1806, quien abrió el puerto y empezó una nueva era de comercio con occidente, seguida de una expansión de nuevas construcciones de estilo europeo, convirtiendo poco a poco Alejandría, en la segunda ciudad del país.

Sin duda, Alejandría es una de las regiones que más le cautivará durante su viaje a Egipto.

Viajes a Jordania