VIAJAR POR EGIPTO

Las Tumbas de Gabal al Mawta

A unos 2 km del centro del pueblo fueron excavadas en la roca varias tumbas, de las cuales las más antiguas datan de la XXVI dinastía y del período Ptolemáico. Son pequeñas: tienen una o dos cámaras cada tumba.

Sirvieron como refugio a la población civil de Siwa durante el bombardeo que sufrió en 1940 (2 Guerra Mundial), por las tropas italianas contra las aliadas, estacionadas aquí.

Destacan cuatro:

La Tumba de Niperpatho

Es una de las más grandes. La cámara mortuoria está bien decorada, con inscripciones y dibujos en color rojo. Niperpathot fue un profeta de Osiris.

La Tumba del Cocodrilo

Consiste en tres habitaciones, de las cuales solamente una está decorada. Es posible que durante el período de construcción, Siwa rindiera culto al dios cocodrilo Sobek, de ahí la gran cantidad de representaciones de este dios en las paredes.

La Tumba de Mesu-Isis

A unos 20 m al este de la tumba de Si-Amon. Data del período romano, ss. IV y II a. de C. Entre las pocas pinturas que posee, destacan 21 cobras Uraeus en relieve, cada una con el disco solar sobre la cabeza.

La Tumba de Si-Amon

Es la más importante de toda la necrópolis, además de ser la más grande y con mayor número de pinturas sobre sus paredes.

Fue descubierta en octubre de 1940, al igual que la tumba de Mesu-Isis y otras.

Se cree que Si-Amon fue un griego que emigró a Egipto desde Grecia, casándose con una egipcia y adoptando la religión de este país.

La tumba data del s. III a. de C., época en la que Siwa fue una importante estación entre Cyrene (en la costa) y el Sudán.

Entre las muchas representaciones de la pared oeste, destaca la última imagen, representando a Si-Amon sobre una silla, sosteniendo el símbolo de la vida en una mano y el símbolo de la respiración en la otra.

Viajes a Jordania